Cinco ideas para la reforma de tu cuarto de baño 

El cuarto de baño es una estancia fundamental en cualquier vivienda a la que hay que prestar atención. Tiene que ser un espacio que invite a la paz y a la tranquilidad  y en el que se pueda disfrutar del cuidado personal y diario.

 

Cada vez se le da más importancia al diseño de esta estancia, otorgándole el mismo valor a la estética y a la funcionalidad. Pero para ello, hay que conocer bien los diferentes tipos de materiales y su durabilidad; la gama cromática que se quiere seguir y si se quieren combinar texturas; la distribución y medidas necesarias para cada elemento; crear una iluminación adaptada a cada rincón, etc.

 

Y es, en muchas ocasiones, el baño no se adecua a las nuevas necesidades de tu hogar y es necesario plantear una reforma para mejorar su uso. Por eso, en este post te damos cinco ideas para reformar tu cuarto de baño y tener un nuevo espacio para disfrutar de ti y de tu cuidado personal.

Cambia la bañera por un plato de ducha

Opta por eliminar la bañera y crear una zona de ducha. Esto actualizará tu cuarto de baño y hará de tu baño un espacio más accesible y mejor aprovechado. Puedes incorporar un plato de resina como tal o utilizar el propio suelo del baño; ambas opciones quedarán genial.

 

Para que resulte cómodo, el plato de ducha no debe ser inferior a 70×70 cm y, si quieres incorporar una mampara, se debe dejar 60 cm de paso libre. Nuestra recomendación: mejor mamparas de vidrio fijas para conseguir sensación de amplitud y continuidad del espacio.

El lavabo 

El lavabo es uno de los elementos del cuarto de baño que más ha ido evolucionando en cuanto a diseño se refiere. Ahora, puedes encontrar lavabos de pie (nada que ver con los antiguos), lavabos encastrados en la encimera o sobre ella. Además, encontrarás infinidad de formas, materiales y colores para seleccionar el que más te guste.

 

Por lo general, los lavabos suelen tener 50 cm de profundidad, aunque, como en todos lados, los hay que se salen de la norma. Si instalas dos lavabos en el mismo frente, piensa que entre los centros de cada uno debe haber una distancia mínima de 60 cm para que su uso sea cómodo.

Renueva los revestimientos

Si decides renovar el revestimiento de tu cuarto de baño, elige materiales antideslizantes y que protejan el espacio de las humedades. Todo un mundo donde elegir, desde cerámica, gres porcelánico, piedra natural, microcemento…

 

Las piezas rectificadas eliminan juntas con lo que mejora la limpieza con el tiempo y se consigue más unidad. Ocurre igual que con el microcemento, un material ahora en tendencia que funciona muy bien en cuartos de baño por su rápida aplicación y su alta impermeabilidad. Además, con él puedes hacer el lavabo del mismo acabado que el suelo y las paredes. Su precio es elevado, pero merece la pena por las ventajas que ofrece.

 

Puedes combinar diferentes materiales, pero ¡ojo! Para acertar, elige como máximo tres. Por ejemplo, en las paredes puedes combinar los azulejos con papel pintado. Si optas por esta opción, hay infinidad de posibilidades: con texturas, imitando a la madera, con flores y vegetación, de distintos colores y formas…

Los muebles auxiliares son la clave

Las últimas tendencias que se están viendo este último año se centran en hacer que las viviendas sean prácticas con soluciones creativas de almacenamiento. Y esto se aplica también en los cuartos de baños.

 

Cada vez hay más marcas especializadas en equipamiento de baño que incorporan en su catálogo de productos mobiliario adaptado para cada necesidad de almacenamiento, los cuales facilitan el orden y la limpieza: desde columnas y estanterías, ya sean abiertas o cerradas, hasta muebles suspendidos para el lavabo.

Aprovecha la reforma para cambiar la grifería

Con el paso del tiempo, la cal y la humedad hacen que la grifería del cuarto de baño se vaya deteriorando. Por eso, si quieres reformar esta estancia de tu hogar, te recomendamos que tengas en cuenta el cambio de este elemento.

 

Hoy en día existen muchos modelos y marcas de grifería donde elegir, por lo que el abanico de precios y posibilidades es muy amplio. Podrás encontrar diferentes diseños (desde grifería empotrada hasta la de repisa) y acabados, ya sea cromada, negra o de latón.