La cocina después del coronavirus: funcional, familiar y minimalista

El coronavirus ha trastocado nuestras vidas y, sobre todo, nuestros hábitos dentro de nuestros hogares, marcando un antes y un después en la decoración de los mismos, sobre todo de la cocina. Antes, este espacio solo se utilizaba para cocinar y comer; hoy se ha transformado en un espacio multifuncional y familiar al que se ha trasladado el día a día.

 

Es por eso por lo que se está optando por cocinas abiertas, integradas al comedor o al salón. La cocina de la llamada ‘nueva realidad’ rompe los estereotipos, buscando una mayor flexibilidad que le permita adaptarse a los nuevos tiempos con muebles funcionales y soluciones a medida de la situación.

 

Otra de las cosas que nos ha enseñado el coronavirus es a valorar las cosas sencillas y auténticas. Y esto se ha trasladado también en la decoración de las cocinas: se busca el minimalismo más cálido, creando espacios limpios y acogedores, que conecten con la búsqueda de ese bienestar. Por eso, las formas rectas y sencillas se alían con los materiales naturales, las plantas y los colores neutros para acabar diseñando cocinas prácticas, donde prima el orden.

Colores

Negro o gris oscuro

Muchos están optando por utilizar paletas de colores más oscuras en el diseño de las cocinas, experimentando sobre todo con el negro y el gris oscuro. Estos, se combinan con madera y metal, aportando al espacio elegancia y simplicidad al mismo tiempo.

 

Un factor a tener en cuenta antes de optar por paletas de colores oscuras es la luz que tenga el espacio. Si tu cocina no tiene suficiente luz pero quieres optar por las tonalidades oscuras, úsalas únicamente en los frentes de los módulos bajos para evitar quitar tanta amplitud a la estancia.

Blanco

La color blanco es uno de los colores clásicos para las cocinas, ya que aporta mucha luminosidad y orden. Se puede combinar con maderas de color natural, granito o cemento. Con pequeños toques de color negro, también pueden verse fabulosas las cocinas blancas.

Beige

Los colores neutros también ganan terreno. Y es que cada vez se ven más cocinas en color gris o beige.

Materiales

La conciencia ambiental trae consigo el deseo de volver a experimentar lo natural, por lo que se vuelve a apreciar en las cocinas las texturas naturales de la madera, los metales, el cemento, la piedra y los tejidos. Además de esta tendencia, vuelve  la preferencia por lo artesanal e imperfecto y las formas orgánicas por encima la perfección de los artículos hechos en serie.

 

Se opta por frentes de vetas de madera visibles combinados con elementos de acero inoxidable o vidrio que hacen que la naturalidad de lo artesanal y la elegancia atemporal convivan en el mismo espacio.

 

La madera en la cocina no es una tendencia nueva, pero este año viene pisando fuerte. La de roble es la más popular. También puedes optar por el microcemento que, combinado con la madera, generan espacios muy sofisticados y muy modernos.

Mobiliario

El confinamiento ha servido para hacer limpieza y organizar nuestras casas, pero también ha puesto de manifiesto uno de los problemas principales de las casas modernas: la falta de espacio para almacenar. Y, por supuesto, la cocina no se salva de esta lacra. Los módulos bajos se usan para lo imprescindible y predominan predominaran los estantes y muebles de almacenamiento que estén totalmente integrados a la pared, pareciendo que forman parte de ella. Así, se consigue el mayor almacenaje posible y mantener el orden.

 

 

Otra de las consecuencias del confinamiento tiene que ver con los hábitos. Y es que, según un estudio de Beko, 1 de cada 3 españoles afirma que ahora le dedica más tiempo a la cocina, especialmente en hogares con niños menores de 12 años, lo que ha propiciado que se busquen electrodomésticos que hagan más sencilla la vida. El acero inoxidable, junto con el negro, sigue siendo el material preferido tanto en grandes como pequeños electrodomésticos.

 

También se incorporan islas o penínsulas en la cocina, las cuales suelen tener varios propósitos, como la preparación de alimentos mientras se interactúa con otras personas alrededor de la misma o como mesa para comer y cenar en familia.

Iluminación

Uno de los elementos claves para conseguir un buen diseño de cualquier espacio es el buen uso de la iluminación. Las luces se pueden ocultar dentro de los muebles o techo, pero también puedes utilizar lámparas colgantes decorativas y elegantes.

 

Se tiene que tener también muy en cuenta las ventanas que pueda tener tu cocina, no solamente para la iluminación, sino también para que la ventilación más efectiva y para dar sensación de amplitud.