Cómo es la casa soñada de los españoles

La pandemia ha trastocado nuestras vidas y, sobre todo, nuestros hábitos dentro de nuestros hogares, marcando un antes y un después en la decoración de los mismos, sobre todo de la zona de día.

 

Luz natural, buena orientación, salón y cocina amplios, terraza o jardín, habitaciones grandes, una ubicación tranquila y una casa eficiente. Estas son las cualidades a las que nunca renunciarían los españoles a la hora de buscar su casa perfecta.

Distribución diáfana

El coronavirus ha trastocado nuestras vidas y, sobre todo, nuestros hábitos dentro de nuestros hogares, marcando un antes y un después en la distribución de los mismos. En la actualidad, los españoles buscan espacios más flexibles y diáfanos que ayuden a conectar a las diferentes personas que viven en el hogar, además de que se adapten a sus necesidades. Además, los espacios diáfanos transmiten apertura hacia el exterior, por lo que aportan amplitud y oxígeno, dejando atrás esa sensación de vivir enjaulado.

 

Todo esto ha provocado que los constructores opten por construir viviendas con cocinas abiertas, integradas con el comedor y el salón. La cocina de la llamada ‘nueva realidad’ rompe los estereotipos, buscando una mayor flexibilidad que le permita adaptarse a los nuevos tiempos. Se ha transformado en un espacio multifuncional y familiar al que se ha trasladado el día a día.

Espacios luminosos con grandes ventanales

Además de espacios diáfanos, los españoles también buscan claridad. Y es que la luz es una de esas cosas que nos dan alegría y nos motivan en nuestro día a día. Por eso, una de las cosas más deseadas cuando se adquiere una vivienda es la luminosidad y los grandes ventanales.

 

Para aprovechar al máximo la luz natural es importante que utilicemos todo lo que tengamos a nuestro alcance. Permite que los rayos del sol se cuelen en tu hogar instalando grandes ventanales. Cuantas más entradas de luz tengas, más habrá. Por lo general, se recomienda que las ventanas ocupen un área equivalente al 10 o 20% de la superficie de la habitación. Si no puedes agrandar los ventanales de tu hogar, opta por dividir una estancia sin poner barreras a la luz y sustituye las paredes por cristaleras.

 

Y es que la luz actúa a un nivel funcional y práctico, pero también lo hace a nivel estético y sensorial. Una adecuada iluminación natural es la base para armonizar y equilibrar una habitación. Además, permite una considerable reducción del consumo además de crear un agradable ambiente en los espacios.

Sostenibilidad

La preocupación por la sostenibilidad en el sector inmobiliario es evidente; los españoles están cada vez más concienciados y se interesan en obtener certificaciones energéticas y sellos de sostenibilidad. Se apuesta por las casas pasiva con el objetivo de lograr ahorro energético (una casa pasiva es aquella que se construye teniendo en cuenta las condiciones atmosféricas para conseguir que sea eficiente y se pueda ahorrar energía). Es más, el CTE español ya obliga a que todos los edificios de nueva construcción sean de energía casi nula y las placas solares también son obligatorias.

Más espacio para el teletrabajo

El teletrabajo ha llegado para quedarse, lo que nos ha obligado a muchas personas a trasladar la oficina a casa. Este hecho es un factor que ha influido en el sector inmobiliario. Y es que los españoles demandan cada vez más viviendas con una habitación adicional con el objetivo de convertirla en un despacho.

 

Aunque otra opción que buscan los constructores es ofrecer espacios versátiles dentro de la vivienda con el objetivo de que cumplan diversas funciones dentro de hogar y que las estancias sean polivalentes.

Written by: Marta Peralta