Decora tu casa para Navidad

Se acerca la Navidad y esto conlleva desempolvar la caja del árbol y sacar las coronas, bolas, guirnaldas y demás abalorios típicos de estas fechas con el objetivo preparar nuestros hogares para estas fiestas tan esperadas.

 

Está claro que los árboles de Navidad y los portales de Belén son los reyes indiscutibles de la decoración navideña, pero hay muchos otros detalles que podemos usar para darle a nuestra casa ese aire festivo que tanto nos gusta. Además, existen algunas ideas más allá del clásico árbol y tonalidades rojas, verdes y doradas para impregnar tus espacios con espíritu navideño que te ayudarán a recrear el espíritu navideño, agregar calidez a los espacios y elevar la decoración habitual de tu hogar, aún después de la Navidad.

 

Por ello, compartimos cuarto consejos para decorar tu hogar con un espíritu navideño diferente.

El árbol de Navidad, protagonista en estas fiestas

Si quieres una Navidad realmente mágica, tu casa necesita un árbol que cumpla las expectativas. Ya sea natural o artificial, lo importante es que sea llamativo, bonito y con el tamaño adecuado para el espacio con el que cuentas.

 

Para decorar el árbol de Navidad, lo primero que debes tener en cuenta es que al árbol no le falte luz. Empieza por poner una guirnalda de luces para que tu árbol brille. Ve colocándola de arriba a abajo. Y no te olvides de la estrella, la guinda del pastel. Elige una llamativa y elegante que le de el toque personal a tu árbol.

 

Si estas fiestas lo que quieres es tener un árbol más alternativo, puedes crear árboles de materiales menos convencionales, como el cartón o utilizar elementos que ya tengas en casa, como por ejemplo, libros. Así, tendrás un árbol de Navidad original y no pasará desapercibido.

El verde y el rojo no lo son todo

Otro consejo para decorar tu hogar con espíritu navideño, dejando atrás lo típico, es cambiar la paleta de color clásica, de tonos rojos, verdes y dorados a una más minimalista.

 

Las tonalidades blancas son perfectas para recrear el espíritu navideño, aunque también es posible incorporar colores cítricos, como el naranja y el teja. También, las tonalidades pasteles ayudan a crear ambientes más acogedores para la época de frío. Estos tonos puedes usarlos en elementos decorativos, como velas, arreglos florales con eucaliptos, hojas de pino o ramas de piña y los adornos del árbol.  

Otra opción es incorporar detalles rústicos en tu hogar para lograr ese ambiente acogedor propio del espíritu navideño. Para lograrlo, puedes colocar detalles con texturas y tejidos naturales y materiales naturales, como la madera, el bambú, el yute o el mimbre.

Cuida la decoración de la mesa

Aunque decores de manera sencilla tu casa en Navidad, la mesa de comedor siempre gana un protagonismo especial. Y es que es donde nos reunimos con nuestra familia para celebrar estas fechas especiales.

 

Sacamos nuestra vajilla más preciada, un mantel navideño y colocamos algún centro de mesa que siga con la temática. Para esto último, te sugerimos colocar, a lo largo de toda la mesa, velas adornadas con ramas secas o piñas. Otra opción distinta sería colocar en el eje de la mesa un elemento natural, como ramas de pino adornadas con algún toque del color con el que has optado por decorar tu hogar.

Un salón con espíritu navideño

Los cojines pueden ser un elemento clave para decorar tu hogar con espíritu navideño, ya que ayudan a crear espacios cálidos y acogedores. Para darle un toque diferente, puedes escoger cojines de distintos tamaños, colores y texturas para decorar el salón. Estos no necesariamente deben tener colores ni motivos navideños, pero sí es importante que sigan el estilo que has escogido para decorar tu hogar para estas fiestas.

 

Otro de los elementos esenciales para decorar tu hogar con espíritu navideño son las velas, que te ayudarán a crear ambientes relajados, íntimos y hogareños, perfectos para esta época. Puedes colocar velas de diferentes tamaños de forma estratégica, solas o en grupo.

 

Si tienes chimenea en el salón, conviértela en la protagonista de la decoración de Navidad. Y es que el fuego reúne a la familia en los días de invierno y muy especialmente en los días de Navidad, donde velas y guirnaldas la acompañan y convierten este rincón en el auténtico corazón de la casa. Puedes añadir también unos calcetines al estilo más tradicional.