Decoración de bodas: las tendencias para el 2022

La decoración es uno de los elementos principales a tener en cuenta en la organización de un evento nupcial. La tendencias para este 2022 se van a ver influenciadas por las tendencias que hemos visto en interiorismo: la vuelta a los básicos, la apuesta por lo natural y poner en relevancia lo que de verdad importa.

 

Las bodas cargadas de elementos, con un diseño estudiado al detalle, colores llamativos y narraciones complejas que parecían ser tendencia en los últimos años dan paso a decoraciones minimalistas, mucho más informales y desenfadadas, centrándose en lo verdaderamente importante y en conseguir ambientes calmados, acogedores y atemporales.

Lo natural se impone en la decoración

La tendencia hacia lo natural que hemos estado viendo en anteriores blogs, también se ha establecido en los eventos nupciales. Los muebles, textiles y demás elementos decorativos huirán de lo sofisticado para rendir tributo a la tierra.

 

Así, se dejan atrás tendencias muy marcadas como el terciopelo y los toques metalizados o el mobiliario excesivamente étnico o tropical, y se apuesta por un estilo mucho más minimalista, sencillo y con materiales naturales, con mobiliario que sea capaz de funcionar en 2022, pero también en los siguientes años.

Espacios funcionales con zona chill-out

Los espacios serán diseñados para ofrecer comodidad y los muebles escogidos serán neutros y funcionales. Priman las fibras naturales, como el ratán, el bambú o la madera que, combinados con mantelería y textiles más modernos, crean ambientes cálidos, diferentes y únicos. Se apuesta también por mesas bajas que también funcionen como asientos, pufs, sillones que nos permitan modificar espacios fácilmente e incluso mobiliario de suelo para poder crear espacios chill-out.

La decoración de las mesas, otro aspecto muy importante

Las mesas del banquete es uno de los detalles más importantes de la celebración, pues al fin y al cabo es donde los invitados más tiempo van a pasar. Por eso, hay que poner especial cuidado en la decoración de las mismas.

 

Para la decoración de las mesas, los centros de mesa, la vajilla, la cubertería y la cristalería ayudarán a añadir un toque elegante y fresco al espacio. Apuesta por elementos que generen contraste, por ejemplo, escoge los bajoplatos en metal con colores fuertes, como rojos, salmones o verdes botella, y combínalos con manteles tostados. Si este ejemplo te resulta arriesgado, opta de añadir el toque de color con flores o velas. Esto te permitirá crear un efecto visual menos monótono y más fresco. Sólo se debe tener la precaución de apostar por un color acorde con el resto de la decoración.

 

Centros de mesa compuestos por flores y velas

Los centros de mesa se llevan todas las miradas. Las flores y las velas son las apuestas más elegidas de la decoración nupcial para vestir una mesa. Y es que unas flores bonitas y unas simples velas, pueden hacer de las mesas todo un éxito. Son dos elementos sumamente románticos, refinados y versátiles.

 

Vajilla con motivos florales

Destacan las vajillas antiguas de porcelana, con motivos florales en tonos dorados, ciruela y azules, donde cada pieza es diferente y se percibe perfectamente la solera de cada plato.

Las flores, las principales protagonistas de la celebración

Las instalaciones florales cuidadas, ordenadas y altamente estudiadas han  ido desapareciendo en favor de montajes más desenfadados y decoraciones mucho más salvajes, que apuestan por imitar el aspecto natural de las flores en el campo. Por eso, se usan cada vez más las flores de temporada, con colores propios de cada estación del año, con el objetivo de no forzar un estilo en un lugar y un momento del año en el que no es natural.

 

Además, las flores juegan en todos los terrenos y son bienvenidas en cualquier espacio: aparecen en techos, árboles, fuentes…

Espacios llenos de luces

La iluminación lo puede cambiar absolutamente todo. El elemento que destaca especialmente en este terreno es la iluminación en árboles, que será la estrella de las bodas en jardines y espacios exteriores. Lámparas colgantes, bombillas en racimos o simplemente con iluminación indirecta para delimitar espacios, los árboles son los grandes aliados en las bodas al aire libre para jugar con la iluminación y crear espacios únicos.