Ideas de almacenamiento para un baño pequeño

El cuarto de baño es una estancia fundamental en cualquier vivienda a la que hay que prestar atención. Cada vez se le da más importancia al diseño de esta estancia, otorgándole el mismo valor a la estética y a la funcionalidad.

 

El cuarto de baño tiene que ser un espacio que invite a la paz y a la tranquilidad  y en el que se pueda disfrutar del cuidado personal y diario. Pero para eso, el baño tiene que estar organizado y sin tanto que ornamento que cargue la vista, sobre todo si es de pequeño tamaño.

 

En el blog de hoy, te damos algunas ideas de almacenamiento para que saques el máximo partido a tu cuarto de baño pequeño e invite a la paz y a la tranquilidad.

Analiza el espacio

Lo primero que debemos hacer es plantearnos la posibilidad de construir un discurso visual interesante, donde introduzcamos elementos útiles y que no ocupen demasiado espacio.

 

Otro factor a tener en cuenta es que todo lo que dispongamos puede sumar a nivel estético, pero también debe proporcionar funcionalidad. . Y es que, no hay que olvidar que estamos hablando de baños pequeños y, por tanto, hay que prescindir de aquellos elementos que no utilizamos demasiado o bien guardarlos en algún altillo.

 

Con mucho cuidado y siendo detallistas, podemos renovar la imagen del baño y hacer un diseño en el que aprovechemos mejor el espacio.

Opciones de almacenamiento

Aprovecha las paredes

Aprovecha las paredes que tengas libres para colgar objetos que te sirvan de almacenaje. Los estantes, por ejemplo, son perfectos para presumir de accesorios de baño y elementos decorativos, como el frasco de tu colonia o un jarrón que te sirva para poner los algodones desmaquillantes de la cara. También puedes colocar algún elemento decorativo, como un marco de fotos o una planta, pero recuerda que, cuanto más pequeño sea tu cuarto de baño, menos espacio tendrás para organizar tus pertenencias.

 

Asimismo, puedes colocar un perchero en el que colgar los albornoces y/o las toallas, aunque los ganchos y los organizadores de estanterías detrás de la puerta son otra opción práctica para colgar albornoces o ropa.

Muebles móviles

Los carritos y los muebles modulares te ayudarán a aprovechar al máximo cada centímetro de tu cuarto de baño, puedes cambiarlos de sitio según te convenga y te servirán para almacenar aquello que necesitas tener más a mano.

Espejos con almacenaje

Una buena opción también para poder tener más almacenamiento en el baño es decantarse por un espejo que contenga almacenaje detrás. Y es que, cuanto más pequeño sea el cuarto baño, más pequeño será el equipamiento del mismo, por lo que tener encima del lavabo botes y demás cosméticos no sólo nos dará aspecto de ordenado, es que además, visualmente puede recargar el ambiente.

 

El espejo con almacenaje nos permitirá tener todo ordenado y nada a la vista, prescindiendo así de la zona del lavabo y dejándola despejada. No te asustes imaginándote estos espejos como eran antiguamente; hoy puedes encontrarte espejos con diseños mucho más modernas y actuales.

Almacenaje vertical

El almacenaje vertical siempre es bienvenido, sobre todo en espacios reducidos. No te preocupes por si el espacio de tu cuarto de baño es muy reducido; hoy en día existen infinidas de modelos en el mercado que se adaptarán a la perfección. Por ejemplo, existen modelos con menor profundidad, que aunque no sirvan para guardar toallas, te servirán para guardar todo tipo de cremas y colonias.

Cajas y cestas

Unas cestas a juego pueden marcar la diferencia en el diseño de tu baño y, además, son ideales para lo que necesitas: almacenamiento. Utilízalas para guardar todo lo que no quieras que se vea, desde accesorios para el baño, como el secador o la plancha del pelo, a papel higiénico.