Ideas para crear el rincón de lectura perfecto

Son muchas las personas que han tenido que reorganizar sus casas para poder hacer hueco a una zona de trabajo. El trabajar en casa, ha ocasionado que se pase mucho más tiempo en plataformas digitales sin dejar hueco a pasatiempos, como el deporte o la lectura. Actualmente, cada día son más las personas que buscan desconectar y pasar más tiempo dedicado a sus actividades favoritas fuera de la plataforma digital, como puede ser la lectura. Y es que, no hay nada como llegar a casa después de una jornada de trabajo, sentarte y abrir tu libro favorito del momento mientras te bebes una copa de vino fresquito.

 

El sofá o la cama son los lugares de la casa más habituales cuando pensamos en leer, pero quizá sea el momento de crear un lugar especial en el que poder reengancharte a la lectura. Para hacerlo realidad, no te hacen falta nada más que un asiento cómo, una buena luz de ambiente y alguna mesita para poder tener a mano lo que necesitas.

 

Para poder diseñar un rincón de lectura con encanto requiere de una dosis de inspiración. Por eso, en este blog, hemos recopilado una serie de imágenes que sirvan para aflorar tu creatividad y crear el rincón perfecto.

Busca un sitio agradable

Disponer de una habitación reservada para un rincón de lectura sería lo ideal, pero no suele ser lo habitual. Y es que tampoco es necesario; basta con preparar un pequeño espacio en el que evadirse del mundo. Puede ser en el salón, en el dormitorio, en el comedor, etc. Sea donde sea, busca un rincón con buena luz natural, apartado de la zona de paso y de las zonas más ruidosas de la casa con el objetivo de conseguir un ambiente relajado, íntimo y acogedor en el que poder desconectar del mundo.

Escoge un asiento cómodo

Escoger el asiento para el rincón de lectura es muy personal; todo depende de tus gustos, de tu estilo y del espacio que dispongas. Puede que te guste más un sillón que una butaca o que un chaise lounge. Eso sí, para poder sumergirte en  la lectura durante un largo periodo de tiempo, es importante que el asiento sea cómodo. Por eso, y para evitar molestias musculares posteriores, te recomendamos elegir un asiento confortable en el que, además de la espalda, se tenga en cuenta el bienestar de otras zonas como el cuello, la región lumbar y las piernas.

Refuerza la iluminación

Aun teniendo una excelente luz natural es imprescindible contar con otro punto de luz para no forzar la vista, especialmente a última hora de la tarde. En este sentido, la iluminación artificial te permitirá crear un espacio íntimo y relajante. Te recomendamos que escojas una lámpara de pie para que no ocupe espacio en la mesa auxiliar, aunque también serviría un aplique de pared orientable.

Coloca una mesa auxiliar

La mesa auxiliar es un complemento perfecto para poder tener siempre tu libro a mano, las gafas de vista o tu bebida preferida. En caso de no disponer de suficiente espacio como para colocar una mesa auxiliar, el estante de la librería o el aparador más cercano pueden servir como apoyo. Aunque el suelo puede ser una opción, no es precisamente la más ergonómica.

Written by: Marta Peralta