Aspectos a tener en cuenta para decorar la zona de la piscina

Con las temperaturas subiendo y las vacaciones de agosto cada vez más cerca, solo tenemos un deseo: que llegue la fecha señalada para poder disfrutar de la piscina. Disfrutar de esta zona en los meses de verano es uno de los mayores placeres que podemos darnos. Y es que las piscinas son un área perfecta para descansar y relajarse.

 

Por eso, en el blog de hoy os traemos varias ideas para decorar la zona de la piscina.

Mobiliario cómodo

A la hora de elegir el mobiliario que deseas en la zona de piscina, es importante tener en cuenta que lo que buscamos es crear un lugar de paz y tranquilidad donde alejarnos del estrés del trabajo. La sencillez es clave. Tumbonas, sofás y pequeños muebles de rejilla serán la parte práctica de este espacio.

 

A través del mobiliario que pongas en la zona de la piscina, podrás generar diferentes ambientes y aprovechar al máximo el espacio. Por ejemplo, puedes colocar en uno de los lados de la piscina una mesa con sus sillas a juego para poder crear un espacio en el que comer al aire libre y unas tumbonas al otro lado para poder tomar el sol entre baño y baño.

 

Si dispones de poco espacio, te recomendamos que optes por una sombrilla y una hamaca de tela o unas sencillas tumbonas, pues pueden ser suficientes para crear un espacio perfecto en el que poder relajarte y disfrutar de tu zona de piscina.

Que no te den miedo los textiles

Porque, ¿por qué no añadir una alfombra en la zona chill-out? Las alfombras son ligeras, aportan color, calidez y comodidad y,  además, pueden ayudar a delimitar ambientes dentro del jardín, tal y como hacen en el espacio interior de una vivienda. Eso sí, te recomendamos escoger materiales sintéticos, ya que son más resistentes que los naturales y no se estropean por la exposición al sol o la lluvia.

 

Es importante también que los materiales que escojas sean antideslizantes con el objetivo de evitar posibles accidentes.

Obligatorio una zona de sombra

Por mucho que nos guste el sol, es conveniente tener en la zona de piscina algún rincón con sombra en el que poder sentarnos o recostarnos tras habernos refrescado y también donde protegernos en las horas en las que el sol aprieta. Por eso, si tu piscina no cuenta con árboles que den sombra, lo ideal es pensar en alguna solución, como las sombrillas o las pérgolas. Existen de diferentes tamaños y estilos, por lo que no tendrás problema en escoger la que mejor se adecúe a tu zona de piscina.

La vegetación

La vegetación bien pensada es también un buen recurso para conseguir un espacio de piscina perfecto. Puedes optar por intervenciones muy sencillas, como rodear la piscina de planta, pero también puedes pensar a lo grande y plantar grandes árboles, como este olivo, que, además de aportar alegría, creará un espacio de sombra perfecto para descansar del sol. Y es que, las pérgolas pueden ser nuestras grandes aliadas a la hora de crear sombras, pero también las vegetación de grandes dimensiones. Eso sí, debemos pensar bien dónde las vamos a colocar, especialmente si son plantas caducas para que las hojas no caigan al agua de la piscina.

La iluminación también importa

Los jardines con piscina son ideales para organizar reuniones familiares o amigos, por lo que es bueno pensar también en la iluminación cuando el sol desaparezca. Por eso, es conveniente pensar bien la iluminación que necesita tu zona exterior antes de hacer la reforma y dejarse aconsejar por profesionales. Si no estás dispuesto a hacer reformas, no te preocupes; hoy en día existen muchas alternativas para poder iluminar el exterior, desde lámparas de LED a batería, hasta las luces LED que se recargan con el sol.