Ideas para decorar tu mesa de verano

Comer en el jardín es uno de los pequeños placeres asociados al buen tiempo, entre sol y sombra, con una ligera brisa y una mesa vestida para la ocasión. Y es que, aunque en verano se pierde la formalidad y nos dejamos llevar por el buen tiempo y el ambiente vacacional, no se debe dejar de lado la decoración de esta. Pero, ¿está tu mesa de verano preparada para la ocasión? En este blog te damos algunas ideas para que tu mesa de verano luzca más bonita y que cualquier encuentro se pueda alargar hasta el amanecer.

Comidas en el jardín

Disfrutar de una comida al aire libre en verano es todo un gustazo. Por eso, si dispones de una terraza o jardín donde poder colocar un comedor de exterior, no dudes en hacerlo.

 

Lo primero es encontrar el sitio idóneo donde poder instalarlo. Te recomendamos que sea una zona fresca donde se pueda sentir la brisa y tenga sombra, ya que las comidas de verano suelen alargarse y no queremos que los invitamos estén incómodos. Si tu casa cuenta con jardín, la mejor opción sería bajo un árbol o instalar una pérgola; si es una terraza lo que tienes, opta por colocar un toldo.

Diferentes estilos para decorar tu mesa

Una vez tengas el espacio claro, elige el textil, la vajilla, la cristalería y elementos decorativos con los que quieres vestir tu mesa. Y es que, gracias a todo esto, podrás darle el estilo que quieras a tu mesa de verano. Aquí te dejamos algunas sugerencias de estilos a través de los cuales podrás inspirarte para decorarla.

 

Estilo rústico

Este estilo es perfecto para cualquier comida al aire libre o dentro de casa. Opta por mantelería en tonos neutros y de materiales naturales, como el lino o el algodón. Puedes también colocar mantel con algún estampado sencillo, como las rayas o los cuadros. Con esta opción de mantelería, combinada con cristalería labrada más refinada en cristal, lograrás un estilo natural y rústico.

 

Para los centros de mesa, opta por colocar arreglos silvestres de pequeñas flores presentados en jarrones de barro tipo vasijas o alguna jarra.

Estilo tradicional

El estilo tradicional es atemporal, por lo que no pasa de moda. Los trenzados discretos y colores suaves son su seña de identidad. Combínalo con mantelería lisa y tonos elegantes, como el azul oscuro o el verde oliva. No hay un estallido de color ni de estampados, como mucho, las flores que puedan estar en el centro de mesa; el conjunto tiene que resultar equilibrado.

Color-block

Si eres de las que les gusta arriesgar, decora tu comedor de verano combinando dos colores opuestos entre sí. Escoge el color que más te gusta y encuentra el tono que puedes utilizar junto al elegido; uno para complementos y el otro para el centro de mesa, por ejemplo. Te recomendamos que estos colores no sean tan vivos para evitar recargar el espacio.

Flores para decorar la mesa

Las flores  son un complemento ideal para decorar la mesa en verano gracias a que aportan un toque de frescura y alegría. Para ello, te recomendamos colocar un centro floral, eso sí, teniendo en cuenta que no entorpezca la vista, para que todos puedan verse  unos a otros. Puedes optar por flores frescas, opción que te recomendamos, o bien recurrir a las flores artificiales.

La iluminación importa

Como hemos mencionado antes, las comidas de verano siempre se alargan. Es más, muchas veces pueden llegar hasta convertirse también en cena. Por este motivo, es importante tener en cuenta la iluminación. Puedes apostar por guirnaldas de luces o bien por los típicos farolillos con las que aportar luz y calidez a las sobremesas.

 

Si no tienes posibilidad de instalación eléctrica, puedes recurrir a las velas decorativas o las lámparas solares. Las velas en recipientes de cristal son perfectas para crear una iluminación romántica y muy original en tu jardín. Colócalas en una zona de la mesa que no entorpezca la visión y combínalas con alguna lámpara solar.