Siete plantas resistentes al sol con las que podrás dar vida al exterior de tu casa

Como ya mencionamos en uno de nuestros blogs anteriores, uno de los elementos decorativos que no puede faltar en la decoración del exterior de tu hogar, es la vegetación. Y es que las plantas aportan un toque único y mucha vitalidad a cualquier espacio (ver: Tips para decorar terrazas y jardines en verano).

 

Si bien es cierto, hay que tener en cuenta la estación del año en la que nos encontramos, pues no todas las plantas aguantan bien muchas horas al sol y pueden llegar a deshidratarse y, por tanto, a marchitarse. Así que, si quieres un jardín de flores en verano, toma nota de las siguientes siete especies resistentes al sol con las que podrás aportar vida a la zona exterior de tu casa.

Helecho

Los helechos son las plantas más antiguas del planeta ya que se encuentran aquí desde hace 300 millones de años. Estas plantas destacan por sus hojas, que no producen flor, pero ello no las hace menos atractivas.

 

En su localización ideal deberá recibir unas pocas horas de sol directo, a primera hora del día, y después quedar a la sombra. Debe quedar resguardado del viento y recibir riegos regulares y constantes.

Lavanda

La lavanda es una planta aromática que, además de brindar un olor exquisito a tu jardín, aportará color gracias a sus tonos azulados y violetas. Al tratarse de una planta que crece en campos extensos, necesita mucho sol para crecer bien, aunque también necesita ser regada un par de veces por semana. Otra de las ventajas de la lavanda es que también resiste al frío de invierno.

Buganvilia

La buganvilia es otra de las plantas resistentes al cálido sol del verano. Es una especie que puede crecer hasta el punto de cubrir paredes por completo, creando así un exterior con mucha vitalidad gracias a sus flores, que pueden ser de color rosa, morado, blanco o rojo.

 

Al contrario que la lavanda, la buganvilia no tolera las heladas del invierno, por eso es conveniente que se plante en zonas en la que el sol de los 365 días del año.

Margaritas

La margarita es una de las plantas de exterior más resistente al sol; de ahí a que las podamos encontrar en todas partes. Estas características flores blancas con el centro amarillo o naranja son ideales para dar luz y alegría al jardín de tu casa. Al tratarse de un planta muy resistente, los cuidados que necesita son mínimos y sencillos; basta que con tenerlas al sol y regarlas con cierta frecuencia, pero no hace falta mucha cantidad de agua.

Jazmín chino

El jazmín chino es una verdadera maravilla; se trata de una planta trepadora con un ritmo de crecimiento bastante alto. Sus flores pequeñas son muy olorosas y no dejan indiferente a nadie. Queda perfecto en cualquier rincón, siempre y cuando le dé la luz del sol de manera directa, y no necesita mucho para mantenerse bien.

Romero

El romero es una planta aromática, muy típica en el Mediterráneo, y necesita muy pocos cuidados. Es resistente a las sequías y mantiene sus hojas verdes también en el invierno. Su olor y sus flores moradas, se producen durante la primavera-verano.

Hibisco

El hibisco es un arbusto de hoja perenne que puede llegar a crecer hasta los cinco metros de altura. Esta planta florece en época de calor de forma espectacular y con flores grandes y vistosas que inundan de color el jardín.

 

Necesitan luz directa para crecer bien, aunque en los días más calurosos del año es más recomendable proporcionarle una zona con sol y sombra, sobre todo si coincide con que la planta está llena de flores.