Tendencias en decoración para el 2023

El 2023 está a la vuelta de la esquina y tenemos que estar preparados para que lo viene. Si bien es cierto que muchas tendencias se están manteniendo en el tiempo a causa de la necesidad de crear espacios cálidos, acogedores y relajadas, se prevé que en el próximo año se vaya un paso más allá. Y es que la paleta neutra seguirá marcando la pauta, pero las tendencias en decoración se inclinarán hacia la exploración de las texturas y la personalización de nuestros hogares a través de antigüedades y piezas de segundas mano.

 

En el blog de hoy te contamos las tendencias en decoración para el 2023 que nos resultan más interesantes.

Tendencias 2023: los tonos tierra y los oscuros

En 2023, la gama de los colores tierra será la gama cromática preferida a la hora de decorar nuestras casas, desde el beige hasta el marrón, pasando por los tejas y cobrizos. Y es que son tonos que conectan con la naturaleza -al inspirarse en ella-, lo que hace que ayuden a crear atmósferas naturales, llenas de calidez y autenticidad.

 

Además de la paleta de colores tierras, en 2023 veremos también muchos colores oscuros, como el negro, el marrón o el gris. Sabemos que puede resultar una apuesta bastante arriesgada, pero créenos cuando te decimos que puede permitirte conseguir ambientes muy elegantes y acogedores, tal y como vemos en las imágenes.

Tendencias 2023: el color lavanda

Según los expertos, el color del año en 2023 será el lavanda, un tono morado pastel muy suave que invita a la calma y evoca alegría al mismo tiempo en cualquier interior, por lo que se podrán crear ambientes relajantes y que levanten el ánimo incorporando este color en el espacio.

Tendencias 2023: materiales naturales

En 2023 seremos testigos de una clara tendencia a la decoración de corte romántico y sumamente acogedora y, por encima de todo, respetuosa y amante de la naturaleza. Por eso predominarán los tonos tierra, tal y como hemos visto anteriormente, y los elementos naturales.

 

La madera es el material por excelencia para crear ambientes que transmitan calidez, bienestar y conexión con la naturaleza y por eso será uno de los materiales protagonista el próximo año, especialmente la madera de nogal y roble, pues son dos variedades muy versátiles, robustas, resistentes, duraderas y estéticamente completas. 

 

Por otro lado, la piedra natural seguirá marcando tendencia en 2023, gracias a su durabilidad y su capacidad de aportar carácter, personalidad y, sobre todo, mucha versatilidad a los ambientes, ya que existen infinidad de variedades, como el granito, la caliza, la arenisca o el mármol travertino, el favorito de todos.

Tendencias 2023: la artesanía

Esta tendencia viene pisando fuerte desde hacer un par de temporadas. Tiene la predilección por las piezas hechas a mano, los materiales naturales, los acabados irregulares e imperfectos. En 2023 no solo lo veremos representado a través de jarrones o cuencos de cerámica; también en muebles de madera o alfombras tejidas a mano con trenzados naturales.

 

La artesanía se debate entre lo funcional y lo artístico, aportando un nuevo valor a los objetos: el de la emoción, tanto del que lo crea como del que lo adquiere. Tiene una gran capacidad de expresión y recupera el factor humano.

Tendencias 2023: minimalismo cálido

El minimalismo cálido seguirá siendo tendencia el próximo año. Y es que en 2023 se seguirán viendo los espacios despejados con pocas piezas, pero muy bien escogidas, y en los que prima el orden, la sencillez y la funcionalidad. Lo importante será crear ambientes que aporten una sensación de amplitud, con muebles que tengan sintonía entre ellos y la decoración justa para complementarlos.

 

El objetivo del minimalismo cálido es conseguir ambientes acogedores, en coherencia y armonía absoluta, que transmitan una sensación de calma a través del color, los tonos neutros, un mobiliario de líneas rectas y los materiales naturales, como la madera y las fibras vegetales. Para este estilo la belleza se alcanza a través de lo escultural de las pocas piezas elegidas y de su propia materialidad y por eso apuesta por la decoración mediterránea.

Tendencias 2023: líneas curvas

La tendencia ‘Bold’ está inspirada en las formas imperfectas de la naturaleza, buscando crear espacios confortables y personales. Y es que, tras la pandemia, se empezó a apostar por un estilo de vivienda acogedor, cálido y más cercano a lo natural que a lo tecnológico. Y una de las formas para conseguirlo es a través de las líneas curvas.

 

Sin embargo, el 2023 lleva esta tendencia al siguiente nivel, haciendo que las líneas curvas estén también presentes en más elementos arquitectónicos, como las ventanas o las puertas.

Written by: Marta Peralta