Tendencias para el otoño 2021

La llegada de septiembre da el pistoletazo de salida de la vuelta a la rutina y dejamos atrás las vacaciones de verano. Con ello, sentimos el deseo de dar un giro a nuestro hogar y convertirlo en un espacio mucho más acogedor y agradable de cara a recibir los días más cortos y frescos, que llegarán pronto.

 

Este otoño viste tu hogar con colores y materiales que conecten con la naturaleza y estilos que hagan del relax, un valor moderno. Los expertos lo tienen claro: el año que viene, primará, por encima de todo, la búsqueda del bienestar en casa.

Tonos neutros y cálidos

Este año se van a optar por interiores mucho más neutros; la tendencia en cuanto a tonalidades va a venir marcada por la necesidad de crear una sensación de bienestar en los hogares, con tonos beige, grises, negro y mucho blanco. Estos colores neutros se combinarán con colores cálidos, como el naranja y los naranjas amarillentos o terracotas. Esto creará un equilibrio perfecto.

 

Sumérgete de lleno en el otoño a través de una paleta de colores cálidos y neutros que hagan honor a la temporada. Si no quieres arriesgar demasiado, incorporar el color en los textiles es una buena forma de darle un giro completamente diferente a tu casa.

Minimalismo con líneas curvas

Las tendencias que hemos visto, se recogen en el nuevo minimalismo cálido y sentimental; tan diferente a los 90, que era frío y racional. Este minimalismo busca reducir los elementos al mínimo, dejando a los materiales y colores el protagonismo: los primeros son naturales y sin alterar, ya sean mohair o cemento, los segundos, reducidos del blanco al arena.

 

Pocos muebles pero seleccionados, formas suaves, texturas potentes, artesanía y una cuidada atención a los detalles. Las formas redondeadas y sinuosas van a estar en tendencia; aportan dinamismo y crean ambientes acogedores.

Artesanía y materiales naturales

Como hemos mencionado, es importante el bienestar y, por eso, necesitamos crear interiores acogedores y armónicos. Para conseguirlo, además de hacer uso de los tonos neutros, la artesanía es una tendencia que ya lleva un tiempo pegando fuerte y es una perfecta aliada para crear espacios distinguidos. Es capaz de transmitir sentimientos y emociones de lo hecho a mano, mostrando sus imperfecciones y exclusividad. A través de cada pieza, se puede ver la historia que hay detrás y es valiosa por su capacidad de modernizarse sin perder su esencia. La artesanía es el reflejo de la necesidad de volver a lo básico y la búsqueda de la autenticidad, la artesanía y lo hecho a mano tienen un futuro brillante por delante

 

De hecho, materiales como el barro están demostrando que siguen pudiendo reinventarse con diseños de vanguardia. La elección de materiales nobles y naturales también va a ser una tendencia que, sin duda, no va a pasar desapercibida: mármoles, maderas, celosías en barro cocido, azulejos cerámicos artesanales… que, además, poseen los tonos de los que os hablábamos antes.

 

Incorporar elementos más rudos, toscos o cuyo acabado refleje la realidad de su origen proporcionará a tu hogar una atmósfera mucho más cálida y acogedora.

Textiles naturales

Incorporar alfombras tejidas a mano o cortinas elaboradas a partir de materiales más naturales convertirán tus espacios en otros mucho más acogedores. En el caso de los textiles, reinarán los tejidos naturales, como los linos, el algodón y la lana bouclé, los cuales encajan maravillosamente en estos nuevos espacios acogedores que se busca recrear, pues «aportan personalidad, pero, sobre todo, calidez».

 

Las fibras vegetales también se verán en otoño con el objetivo de seguir buscando ese toque acogedor y fresco que evoca el periodo estival. En alfombras, maceteros y lámparas de techo el mimbre, el ratán o el bambú encuentran sus mejores aliados. Además, se adaptan a todos los estilos decorativos, poniendo siempre su toque.