Tips para escoger el papel pintado idóneo

Una de las soluciones más rápidas para cambiar el aspecto de tu vivienda es utilizar papel pintado para las paredes. Y es que, además de ser económico, fácil de instalar y versátil, aporta personalidad a cualquier espacio. Hay infinidad de opciones, por lo que, a la hora de escoger uno, deberás tener en cuenta las características del espacio (dimensiones, luminosidad, etc.) y qué tipo de diseño buscas para que todo quede en armonía. Y es que, si la estancia no tiene luz natural, interesa coger un papel con un color predominante claro, para generar luminosidad, por ejemplo.

Papel pintado para cada estancia

Para acertar con el papel pintado de cada estancia, te aconsejamos situarte en ella y visualizar en qué pared quieres colocarlo. Lo habitual es hacerlo en una que tenga peso visual, pero también puedes utilizarlo para delimitar una estancia de otra. Por ejemplo, si el salón-comedor de tu vivienda es abierto, puedes separar cada espacio colocando el papel pintado en una de las paredes de la estancia que quieras.

Salón-comedor

El salón es la estancia por excelencia para decorar con papel pintado y su elección dependerá del estilo que le quieras dar. En caso de colocar el papel en toda la estancia, te recomendamos que elijas un estampado sencillo y poco recargado. Por el contrario, si lo que buscas es destacar una zona en concreto, escoge un papel pintado llamativo para conseguir un contraste con el resto de la estancia.

Dormitorio

Para colocar papel pintado en el dormitorio, se debe tener en cuenta sus dimensiones y la luz que entra en esta estancia. Y es que, si cuentas con un dormitorio pequeño, opta por un papel pintado suave y ligero, pues si escoges uno oscuro, hará que la estancia parezca más pequeña.

 

Si eres de las personas que prefieren que las paredes tengan protagonismo, elige un papel pintado llamativo con algún estampado. Eso sí, intenta que el mobiliario del dormitorio sea lo más sencillo posible para no recargar el espacio.

 

Si prefieres algo más discreto, opta por empapelar la pared de detrás de la cama simulando un cabecero. Aportarás un toque elegante y sofisticado a tu dormitorio.

Cocina

Si quieres colocar papel pintado en la cocina, deberás optar por un papel vinílico de alto gramaje, ya que es más resistente a la humedad y resulta más fácil de limpiar. Si cuentas con una cocina pequeña, te recomendamos un papel pintado de colores claros, lo que no quiere decir que no atrevas con estampados. Huye de los papeles pintados que imiten materiales y arriesga con estampados florales.

Baño

Al igual que en las cocinas, el tipo de papel pintado más adecuado para los baños es el papel vinílico, ya que, como hemos mencionado antes, es más resistente a la humedad y es muy cómodo a la hora de limpiar.

 

Si cuentas con un cuarto de baño amplio y luminoso, atrévete con papel pintado llamativo para hacer de tu baño un espacio original. Si por el contrario, tu baño tiene un tamaño más pequeño, opta por uno con colores suaves y neutros.

Tipos de estampados en el papel pintado

Papel pintado con estampado tropical

Desde helechos, palmeras y plataneros hasta flores tropicales y flamencos, papel pintado con estampado tropical crea en cada estancia un ambiente alegre y lleno de vida. Estas son algunas de las ideas que pueden inspirarte para incorporarlas en algún rincón de tu casa.

Papel pintado con estampado floral

Las flores representan uno de sus estampados más clásicos y con menos probabilidad de error en cuanto a papel pintado se refiere. Estas son algunas de las ideas que pueden inspirarte para incorporarlas en algún rincón de tu casa.

Papel pintado con textura

Existen diseños de papel pintado con estampados bastante realistas y que funcionan a modo de trampantojos, como el papel que simula una pared de ladrillos en el comedor que te mostramos en una de estas imágenes.