Tips para refrescar tu casa en verano sin necesidad de aire acondicionado

Como todos sabemos, el verano es una época en la que el calor inunda nuestras casas y lo único que queremos es saber cómo mantenerla fresquita. Y es que, cuando el termómetro marca los 35 grados en el exterior, el calor se adueña de tu casa y parece imposible resistirse a la tentación de encender el aire acondicionado en casa para poder estar a gusto dentro de ella.

 

Sin embargo, el consumo de este suele ser elevado y en ocasiones puede dar problemas, ya sea por ruido o por el calor que la máquina desprende. En cualquier caso, existen varias soluciones para refrescar el hogar y hoy te hablamos de algunos de los tips con los que podrás mantener una buena temperatura en tu hogar.

Ventiladores

Los ventiladores son una solución más económica que el aire acondicionado e incluso más estética gracias a los diseños con los que hoy en día cuentan las marcas. Dependiendo del uso que quieras darle, puedes optar por ventiladores de techo o portátiles.

 

A muchos se os vendrá a la mente el ruido que puede llegar a hacer este objeto, sin embargo, gracias a la evolución de la tecnología y el diseño, muchas marcas cuentan con ventiladores silenciosos que evitan el mal de cabeza.

Ventiladores de techo

Si bien es cierto que los ventiladores de techo requieren de una instalación eléctrica, son los que mejor mueven el aire. Además, hoy en día existen ventiladores que no solo cumplen su función en verano; también pueden mejorar la temperatura en invierno, dirigiendo hacia abajo el aire caliente que se acumula en altura.

Ventiladores portátiles

La ventaja de los ventiladores portátiles es que se pueden utilizar en cualquier parte de nuestras casas, siempre y cuando haya un enchufe cerca, y no hay necesidad de realizar ninguna instalación eléctrica.

 

Un truco para mantener fresquita la habitación es colocar un bol metálico lleno de hielo y sal gruesa delante del ventilador para que el aire que este emita sea todavía más frío.

Plantas

Las plantas, además de ser un elemento decorativo, aportan muchas ventajas a nuestra salud, como depurar el aire o reducir la cantidad de polvo. Además, pueden servir para potenciar la sensación de frescor y regular la temperatura ambiente gracias a que se deben de regadas regularmente. La Lengua de Tigre, Areca Palma, Árbol de Caucho, Lazo de Amor y Helecho de Boston son plantas capaces de absorber el calor.

 

Si cuentas con plantas en la terraza o en las ventanas, riégalas también para refrescar la atmósfera cargada de calor del exterior. 

Estores screen

Los estores screen resultan una manera ideal de impedir que los rayos del sol y el calor que estos desprenden incidan en el hogar gracias a las características que tiene su tejido. Y es que estos estores están compuestos por fibra de poliéster o vidrio y están recubiertos por PVC, materiales que hacen de barrera solar.

 

Además, hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de grados de apertura. Cuanto más grado más grosor, y por lo tanto, más protección en cuanto al calor.

Ventanas

Las ventanas pueden ser un elemento importante a la hora de aislar tu hogar del calor. Es por ello por lo que siempre es importante tener en cuenta estas premisas antes de escoger las ventanas de tu vivienda. En cuanto al material se refiere, el pvc es mejor material que el aluminio ya que este último puede convertirse en una gran fuente de calor.


Por otro lado, el vidrio es también algo muy importante a tener en cuenta ya que ocupa el 80% de la ventana. Por eso, opta por vidrios que protejan de los rayos de sol. Si no, también existen láminas de protección solar, fáciles de instalar y quitar, formadas por un revestimiento metálico, con efecto espejo, capaz de reflejar los rayos UV del sol e impedir que incidan en la sala.