Tres consejos para decorar una terraza pequeña

Si vives en la ciudad, no has podido tener vacaciones y tienes la suerte de tener una terraza, quédate a leer este blog; hoy te traemos tres consejos para decorar una terraza pequeña y hacer de esta, un espacio del que no querrás salir.

 

Primero de todo, hay que tener en cuenta la orientación al sol que tiene tu terraza a la hora de escoger qué función quieres darle para crear zonas de sombra. Crear un salón al aire libre, un rincón chill-out o una pequeña zona en la que echarse las siestas después de trabajar; existen muchas posibilidades con las que decorar tu terraza.

 

Las claves para decorar una terraza pequeña, y que también se ha de tener en cuenta desde el principio, son la distribución inteligente del espacio, coherencia en la estética de tu casa y unos materiales que aguaten bien la exposición al sol y a la lluvia.

En las terrazas pequeñas, menos es más

A terrazas pequeñas, grandes soluciones. No satures el espacio si este escasea. Es mejor que te limites a poner lo básico. Lo mejor es destinar el espacio a un solo uso y centrarse en ese: un salón al aire libre o un rincón chill-out. Sea lo que sea que decidas, ten en cuenta tus necesidades. Con comodidad, espacio y estilo.

 

Trata de escoger poco mobiliario y con líneas sencillas que potencien la ligereza y la amplitud. Que ocupen, además, poco espacio para que el espacio no se sienta saturado. Los muebles plegables son perfectos para terrazas pequeñas; así podrás guardarlos en cualquier sitio durante la temporada que no se le de tanto uso a la terraza.

 

Una buena solución para ganar espacio en las terrazas pequeñas es construir un banco de obra a medida, el cual disponga de espacio de almacenamiento en la parte inferior. Además, otorgará al espacio ligereza al prescindir de mobiliario.

Materiales naturales y colores claros para el mobiliario

Si el mobiliario es en tonos claros mucho mejor. El blanco es el color más idóneo para darle a tu pequeña terraza una sensación de amplitud y luminosidad. Los materiales naturales también son siempre buena opción: el mimbre, el ratán, el bambú y la madera. Eso sí, deben protegerse de los rayos del sol y de la lluvia.

 

El mobiliario de mimbre y ratán son perfectos por su versatilidad, resistencia y atractivo. Además, las lámparas de mimbre, ya sean colgadas del techo o de pie, están ahora en tendencia. Con ellas, podrás añadirle aún más personalidad a tu terraza. Robustos y vistosos, los muebles de bambú, son perfectos para disfrutar de los largos días del verano con mucho estilo. El mobiliario de madera aportará calidez al espacio.

Añade tu toque personal con la decoración

A través de los elementos decorativos podrás añadirle personalidad a tu terraza. Las plantas son la forma más fácil y económica de hacer que tu terraza se vea bien; todo lo que necesitas son un par de macetas y algunas plantas.

 

Añade más color con el textil. El mantel del comedor al aire libre, los pufs de exterior de la zona chill-out, los cojines del mini salón; hay muchas opciones. Opta por tonos cálidos y colores tierra, como el color terracota, el amarillo o el ocre, y estampados que llenen de vida el espacio. Eso sí, rebájalos a sus tonos más suaves para que no recarguen el espacio, pero que sí hagan de tu terraza un lugar único.

 

Los tonos más suaves o pastel de los azules y los verdes, también son una muy buena opción para terrazas pequeñas, ya que son colores frescos y muy relajantes.