Trucos para decorar un dormitorio pequeño

Muchas veces caemos en la trampa de llenar nuestro dormitorio con infinidad de mobiliario y decoración sin tener en cuenta su tamaño y convertimos esta estancia en una habitación muy recargada y poco funcional.

 

Es por eso por lo que en el blog de esta semana, os enseñamos algunos trucos a tener en cuenta a la hora de decorar un dormitorio pequeño. El truco está en escoger y combinar bien las proporciones de los muebles y en seleccionar las formas que sean más adecuadas para el espacio que ocupa esa habitación. Puedes tener un dormitorio increíble, aunque sea pequeño.

Dormitorio multifuncional

Como hemos dicho anteriormente, un dormitorio no tiene por qué ser grande. Sin embargo, el problema surge cuando tenemos poco espacio en casa y tenemos que aunar dormitorio y vestidor con la zona de día. Por eso, si no contamos con una habitación demasiado amplia, debemos empezar por plantearnos las acciones que podemos hacer fuera del dormitorio, como utilizar la mesa de comedor como zona de trabajo para prescindir de despacho o ver la televisión en el sofá y no en el dormitorio. Si conseguimos reducir al máximo estas acciones, ya no tendríamos que encontrarle sitio a los escritorios y las bibliotecas/estanterías, ni tendríamos que procurar espacio de acceso y circulación alrededor de ellos. 

 

En caso de que tengas que acomodar todas esas funcionar dentro de una misma habitación, existen muebles multifuncionales por los que puedes apostar para crear un espacio polivalente. Hay mobiliario que se pliega , se abate, se esconde, que se cambia, se transforma, etc. En resumen: en la actualidad existen un largo etcétera de mobiliario multifuncional que te pondrán la vida más fácil y te permitirán cubrir todas tus necesidades.

Atención a la altura

Si necesitamos más espacio del que tenemos en el dormitorio, puede resultar muy interesante dejar los planos de planta y movernos en el otro eje, es decir, podemos mirar si la altura del dormitorio nos permite jugar con la altura. Y es que, si hay techos altos, podemos jugar con la doble altura para dividir zona de almacenaje con zona de dormir

 

Si no pudieras jugar con la altura, es muy importante colocar los muebles de tal forma que no interrumpan la circulación. Cuando hay poco espacio, es recomendable situar la cama en paralelo a la pared y dejar espacio libre, sin barreras. Además, intenta que los muebles sean bajos y estrechos para no cargar el dormitorio.

Apuesta por el orden

El desorden es el peor enemigo de una estancia pequeña. En dormitorios pequeños no debemos volvernos locos con la decoración. Por eso, te recomendamos que no tengas más de dos o tres objetos en la mesita de noche y no coloques demasiados cojines en la cama, pues quitan espacio visual y acortan la estancia.

Que el minimalismo sea el protagonista

Si cuentas con un dormitorio pequeño, intenta que en tu habitación solo haya objetos o muebles que cumplan un propósito, es decir, apuesta por menos piezas y de calidad, tanto en ropa de caman como en decoración. En definitiva, aplica el “menos es más” del estilo minimalista. Por eso, a la hora de planificar o comprar muebles, piensa antes en cuáles son tus prioridades, es decir, si necesitas una cama grande, mucho espacio de almacenaje, una zona de trabajo, etc.

 

Es imprescindible que la habitación esté pintada en colores claros, ya que dan sensación de amplitud. Utiliza, por tanto, colores como el blanco, el beige o cualquier otro que sea en tonalidad pastel; huye de tonos intensos.

Pon atención a la iluminación

En un dormitorio pequeño, la luz es uno de los mejores aliados para dar sensación de amplitud. A mayor luminosidad, mayor será el efecto de tener un espacio amplio. Si no pudieras aprovechar demasiado luz natural, apóyate de la luz artificial. Coloca una lámpara en cada mesita y una en el techo para intentar recrear es a luz que falta.

 

Ten esto en cuenta a la hora de elegir las cortinas, ya que es mejor decantarte por aquellas fabricadas con materiales ligeros, como el algodón o el lino, pues son materiales que dejan pasar una mayor cantidad de luz.