Trucos para planificar la reforma de tu casa

Para que la reforma de la casa salga bien, se necesita planificar y tener tus ideas claras desde el principio. Por eso, en el blog de hoy te damos cuatro trucos para planificar la reforma de tu casa.

Truco 1: haz un listado de lo que quieres mejorar de tu hogar

Lo primero e imprescindible antes de empezar es hacer una lista con las cosas que nos gustaría reformar y con posibles acabados estéticos. Piensa que el objetivo de la reforma es intentar mejorar las condiciones de la vivienda.

 

Tener claro qué se quiere reformar es el un punto de partida, pero la obra ha de ceñirse a ello y tener claro qué se busca. Y es que, modificar las cosas sobre un plano, antes de empezar la obra, es muy fácil; el problema de no tener claro lo que se va a hacer es cuando estas modificaciones se realizan durante de la obra. Ahí se empiezan a modificar cosas que ya están realizadas o que están a medias de hacer, lo que conlleva retrasos en los plazos y ampliaciones de presupuesto.

Truco 2: derriba tabiques para conseguir sensación de amplitud

La pandemia ha trastocado nuestras vidas y, sobre todo, nuestros hábitos dentro de nuestros hogares, marcando un antes y un después en la decoración de los mismos, sobre todo de la zona de día. Es por eso por lo que se está optando por cocinas abiertas, integradas al comedor y/o al salón. La cocina de la llamada ‘nueva realidad’ rompe los estereotipos, buscando una mayor flexibilidad que le permita adaptarse a los nuevos tiempos con muebles funcionales y soluciones a medida de la situación.

 

Para poder conseguir una zona de día abierta no es necesario más o menos cantidad de metros cuadrados; basta con deshacerse de todos esos tabiques y puertas que obstaculizan la circulación de tu casa. La ausencia de tabiques abrirá el espacio y lo convertirá en un lugar más espacioso. Por eso, busca la mejor manera para poder diseñar este espacio de una manera diáfana, abierta y que se integre con el resto de tu hogar.

Truco 3: aprovecha al máximo la luz natural

Una adecuada iluminación natural es la base para armonizar y equilibrar una vivienda. Es imprescindible en los interiores y de ella depende en gran modo el éxito o el fracaso del diseño.

 

La luz natural actúa a un nivel funcional y práctico, pero también lo hace a nivel estético y sensorial, de la luz intervienen las sombras que ésta generará por contraste y los reflejos que pueda ocasionar en los distintos materiales, mobiliario y objetos de decoración utilizados en el ambiente.

 

Para aprovechar al máximo la luz natural es importante que utilicemos todo lo que tengamos a nuestro alcance, y para ello contamos con una serie de recursos que nos permitirán aprovechar la luz natural existente lo mejor posible, como los colores, las texturas o la distribución del mobiliario.

 

Por eso, que nada detenga a la luz; que esta pueda entrar hasta cualquier rincón de cada estancia. Parece una evidencia, pero hay muchas decisiones que van limitando la cantidad de luz, como por ejemplo, la distribución del espacio. Una vivienda con muchas paredes y espacios aislados también impide que se distribuya la luz natural por todo el espacio.

Truco 4: ten en cuenta siempre el almacenamiento que necesitas

Es muy importante contar con armarios y espacios de almacenaje para evitar que todo esté por el medio. Por eso, aprovechando que vas a reformar tu hogar,, piensa en tu estilo de vida, sé sincero sobre cómo usas el espacio y entonces piensa en qué muebles se adaptarán a esos usos para conseguir un almacenamiento coherente y funcional. Muchas veces acumulamos cosas que ni siquiera sabíamos que conversábamos. Una vez hecho este ejercicio, determina cuánto almacenaje necesitarás.

 

Aprovecha para no solo cambiar su estética por fuera, sino para redistribuir el interior y, si es posible, ampliar alguno de ellos. 

Written by: Marta Peralta