Tres trucos para preparar tu casa para otoño

Ya estamos en septiembre, mes en el que se deja atrás el calor del verano para pasar al otoño, con sus bajadas de temperaturas y sus lluvias variables. Y, con la llegada del frío, los planes en casa comienzan a ser mucho más apetecibles. Peli, manta y la mejor de las compañías, la familia. ¿Se puede pedir algo más?

 

Sacar mantas, volver a colocar las alfombras, renovar los cojines con tejidos cálidos y una decoración con elementos naturales… En este blog, te explicamos tres trucos a tener en cuenta para preparar tu casa para el otoño, convirtiéndola en un espacio cálido y acogedor del que no querrás salir.

Crear un ambiente cálido

En esta época del año nos apetece que nuestros hogares tengan un ambiente cálido y en el que nos sintamos cómodos, ya que, con la llegada del frío, pasamos más tiempo dentro que fuera de casa. Por eso, cuando llega el otoño, echamos en falta mantas y cojines gustosos y alfombras que inviten a andar descalzo por casa.

 

Alfombras

Las alfombras son las perfectas aliadas para aislarnos el frío. Y es que, además de su gran papel estético, también son una forma estupenda de calentar la vivienda. La mezcla de texturas y colores está actualmente en tendencia, por lo que es una buena opción a tener en cuenta.

Mantas

Las mantas son un elemento esencial en el hogar durante el otoño. Las fabricadas con cashmere o lana son perfectas para crear un ambiente cálido y acogedor.

Ropa de cama

La ropa de cama es una de las piezas más importantes del dormitorio, por lo que es esencial realizar los cambios oportunos con la llegada de la nueva temporada. Y es que, con la llegada del otoño, ya apetece dormir calentitos. El edredón de plumas es una opción maravillosa.

Cojines

Los cojines son una de las formas más sencillas de darle un nuevo toque al salón. Para crear una sensación cálida y acogedora, lo mejor es optar por tonos neutrales como el beige o el marrón.

Mantener la sintonía con la naturaleza

Después de haber pasado tanto tiempo al aire libre durante el verano, las condiciones climatológicas del otoño, los días más cortos y la vuelta a la rutina hacen que las salidas se reduzcan drásticamente. Así que, si no puedes salir a la naturaleza como te gustaría, llena tu hogar de plantas estacionales.

 

Las plantas son un elemento decorativo esencial durante todo el año, las cuales aportan un toque natural de lo más atractivo a cualquier rincón de la vivienda. En otoño hay que pasar de las flores brillantes y los jarrones llenos de color a plantas más propias de la estación. Puedes aprovechar las plantas hoja caduca para agruparlas y dejarlas secar, creando así un ramo de flores secas, ahora en tendencia.

Velas decorativas en cada esquina

La velas son una de las maneras más fáciles de preparar la decoración del hogar para el otoño. Y si son aromáticas mucho mejor. Huelen fenomenal, iluminan y crean una atmósfera íntima de lo más sugerente. Además, en esta época es cuando más apetece ponerlas, ya que dan aspecto de calidez a la casa. Los candelabros altos y elegantes aportan una gran sofisticación, mientras que las velas más pequeñas son ideales para crear un clima acogedor.

 

En cuanto a la fragancia, lo mejor es optar por aquellos aromas más cálidos y otoñales, como la canela, la calabaza, el pino, la naranja, el limón o la nuez moscada.Sí o sí, tienes que hacerte con una de ellas para preparar tu casa para el otoño.